Nike Foamposite: breve historia oral

Los más jóvenes no lo recordarán. Pero hubo un tiempo en el que la gente cambiaba coches por un modelo de zapatillas. Eran los tiempos en que la reventa no tenía lugar en plataformas exclusivas para dicho fin y los bots no campaban a sus anchas. Pero el hype ya era real. Por eso, hoy queremos recuperar en SNEAKERISM uno de los modelos que más locuras ha visto llevarse a cabo en su nombre. Hablamos de las Nike Foamposite.

La tecnología Foamposite vio la luz en 1997, ligada a Penny Hardaway como su signature shoe. La idea bajo el Foamposite se basa en un proceso mediante el cual se calienta poliuretano líquido y se le da forma mediante un molde, para crear un upper que se ajuste al pie a modo de guante. Este upper luego ha de acabar de construirse uniéndolo a una mediasuela y suelas. La idea fue desarrollada por el equipo de Producto Avanzado liderado por Eric Avar y encontró numerosas dificultades a lo largo de su historia antes de ser una realidad, especialmente en lo relativo al molde. (que, de hecho, fue producido por la marca coreana Daewoo) Las dos primeras zapatillas Foamposite que vieron la luz fueron las Nike Air Foamposite One y las Nike Foamposite Pro.

Curiosamente, las Foamposite les sucede como todas las grandes zapatillas: que están rodeadas de mitología e historias adyacentes. Así, por ejemplo, en ocasiones se ha mencionado que su inspiración de diseño está en el animal del escarabajo o que la NBA no estaba demasiado contenta con estas zapatillas debido al código de uniformidad de la NBA. O que inicialmente no estaban pensadas para Hardaway (si no para Pippen) y que éste las descubrió de casualidad en una bolsa mientras le presentaban otros modelos. Otro de los elementos de la mitología de las Foamposite es su aparición en los famosísimos anuncios de la Nike Phone Line. Unas creatividades en las que aparecían simplemenete una zapatilla de perfil sobre un fondo liso y un número de teléfono.

Las Foamposite no fueron un éxito inmediato. De hecho, aunque fueron recuperadas a lo largo de los años con varios retros (que salieron al mercado relativamente rápido), su gran explosión se produjo en la década de los 2010, especialmente durante los primeros años. Con el lanzamiento de colorways como las Galaxy o las Eggplant, que supusieron auténticas locuras como comentábamos al principio de este post.

¿Por qué triunfaron tanto las Foamposite? En primer lugar su diseño es, sin duda, un auténtico acierto y la prueba es que ha ido logrando más y más tracción y éxito según pasaron los años y los gustos generales evolucionaron. ADemás, durante finales de los 2000 y principios de los 2010 se produjo una recuperación del retrorunning, y zapatillas como las primeras Jordan numeradas (por ejemplo las III) o estas Foamposite llenaron muy bien ese hueco. Además, a nivel tecnológico, las Foamposite ofrecen mucho juego a la hora de ofrecer posibilidades estéticas originales y diferentes respecto a otras siluetas. Y, por último (y seguro que hay muchos más motivos), el precio de esta zapatilla en 2010 no suponía una barrera de entrada tan alta como lo era a finales de los 90.

Categories Análisis

About

Blog sobre el mundo sneakers. Análisis y opinión. Si quieres estar al día sobre el mundo de las zapatillas, éste es tu sitio. Suede rules everything around us.