Las Crocs Clog son las sneakers del año para Footwear News

Tras ser elegida marca del año en 2020, este año le toca a su icónico modelo, las Crocs Clog, lograr alzarse con el título de «Mejor del año» en los premios Footwear News. Así, esta sandalia se une a anteriores ganadores como las Nike Dunk, las Dr. Martens 1460 o las Fila Disruptor. Y claro, la pregunta que nos surge aquí es, ¿realmente ha sido la zapatilla del año?

Lo primero a entender es que estos premios no reconocen el avance técnico de la zapatilla en cuestión (sólo hace falta ver el listado de premiados ya mencionado), si no al impacto más de tipo cultural.

Si damos esto por bueno, es innegable que las Clogs han supuesto una suerte de revolución. Quizás han sido más la respuesta al contexto global (¿habrían tenido el mismo éxito de no haberse producido una pandemia que nos ha tenido recluidos en casa?) que la causa del cambio, pero lo cierto es que la categoría de sandalias u opciones híbridas ha experimentado un repunte en los últimos años y las Clogs están ya instaladas en el imaginario colectivo.

Otra razón de peso a favor de Crocs es el trabajo realizado con esta silueta, logrando que pase de ser una opción funcional (y ser identificada como un zapato de trabajador, principalmente del sector sanitario) a convertirse en un elemento del gusto del fashionista y la celebridad, a través de una fórmula simple pero machacona: colaboraciones, colaboraciones, colaboraciones.

Claro que si fuese tan fácil triunfar como marca todas lo harían, simplemente invirtiendo en esta fórmula. Pero hasta esto hay que saber hacerlo bien, y ahí es inegable que Crocs ha acertado al saber combinar con acierto los nombres con los que se alía, logrando una mezcla de cultura pop y nostalgia con puro avantgardismo del mundo de la moda y el hype.

Y por último, aunque el pliego de condiciones de las Crocs se base en la sencillez de su fórmula (que es otro de sus valores añadidos: son cómodas, baratas, resultan diferentes y se puede jugar mucho con su diseño), también hemos visto en los últimos meses las posibilidades de innovación y futuro de esta silueta, como el trabajo realizado por Sahale Bembury con las Crocs Pollex. Una colaboración que ya empieza a ser palabras mayores.

Pero llegados a este punto es necesario preguntarse: ¿es esto suficiente para ser la zapatilla del año? Puede ser que sí, pero posiblemente no. Es cierto que en un panorama ahogado por las Dunk opciones como las Clogs aportan cierta luz, pero no podemos dejar de pensar que le falta un punto revolucionario para ser lo mejor de lo mejor, y que -quizás- su momento dorado fue más en 2020 que en este 2021. Tampoco es que sea para echarse las manos a la cabeza, pero es cierto que suena más a gimmick y a premio al esfuerzo acumulado de los últimos años que a realmente sea el momento de las Clogs. Una suerte de Óscar honorífico, pero en el mundo sneaker.

También es cierto que en el mundo actual no tiene sentido hablar de una sola zapatilla del año, ya que las categorías son tantas y algunas tan dispares que habría que continuar bajando al detalle. ¿Tiene sentido elegir unas Clogs por encima de unas adidas 4DFWD? No. Pero es que quizás tampoco es justo realizar la comparativa contraria.

En cualquier caso, este reconocimiento, sea más o menos acertado, más o menos intencionado, deja clara una cosa: los gustos están cambiando. Y nosotros lo celebramos.

Categories Análisis

About

Blog sobre el mundo sneakers. Análisis y opinión. Si quieres estar al día sobre el mundo de las zapatillas, éste es tu sitio. Suede rules everything around us.