adidas ZX 2K Boost Pure: pisando nubes

Con las tecnologías buenas nos pasa que en ocasiones podemos ser injustos porque los damos por supuesto. Ese es el caso del Boost. Posiblemente una de las innovaciones más acertadas de los últimos años, en adidas lo saben y por eso lo usan en los modelos insignia de la marca. Sin embargo como usuarios nos hemos acostumbrado a verlas de forma recurrente, y no siempre valorándolas. Por eso, hoy probamos las nuevas adidas ZX 2K Boost Pure. El último miembro de la gama ZX, que evoluciona las previas 2k Boost con elementos actualizados de diseño y detalles que mejoran el rendimiento del modelo. Veamos el detalle.

La gama ZX 2K tiene el complicado reto por delante de enfrentarse al segmento más complejo que existe en la actualidad. Compite con todas esas zapatillas que no son ni de rendimiento ni de lifestyle, sino que presentan unas características técnicas superiores al segundo grupo, pero languidecen un poco ante zapatillas de running puras. Son opciones para todos los gustos, que sirven en un momento determinado para ir al gym, estar en la oficina o simplemente llevarlas durante muchas horas puestas en los pies en multitud de situaciones y contextos.

En este sentido, las anteriores ZX 2K presentaban una estética más conservadora y quizás menos polivalente. Ese es el primer acierto de estas adidas ZX 2K Boost Pure. Han actualizado con mucho acierto la imagen de esta silueta. Con simples y no tan simples quick wins visuales han logrado adscribir esta zapa en los códigos de diseño del 2021 y más.

Así, por citar algunos ejemplos, encontramos la puntera (toe) desestructurada, en una especie de material de reminiscencias plásticas (recordemos que adidas está inmersa en una estrategia para aumentar la sostenibilidad de sus zapatillas, reduciendo la presencia de este compuesto) que garantiza una mayor durabilidad. Desde la parte delantera le otorga un efecto más original que en las anteriores ZX 2K. El upper es casi en su totalidad una rejilla textil que otorga un efecto de cuadrícula futurista y hace que nos encontremos ante una zapatilla muy liviana, ya que la parte superior de la misma apenas aporta gramaje al total.

Una de las actualizaciones más interesantes la encontramos en la zona de la lengüeta y el sistema de lazado. La primera, presente en un material que recuerda al neopreno, cambia respecto a la anterior versión, siendo en este caso más angular, lo que ayuda a aportar al conjunto visual un efecto más anguloso y, por ende, moderno. Alrededor de ella, bordeando la zona de los ojales, nos encontramos un cordón naranja (varia en función del colorway, pero en los negros y blancos de lanzamiento es naranja) que conecta la parte posterior de la zapatilla con la anterior (en el toe con dos tiras de tela y en la zona del tobillo introduciéndose en uno de los refuerzos). Podríamos pensar que es casi más gimmick estético que funcional, sin embargo aporta estabilidad a la sensación de sujeción del modelo y sirve también como ojal para los cordones.

Para finalizar el análisis de diseño, a nivel de sensaciones generales debemos decir que estas ZK 2K Pure son un acierto. Como hemos venido indicando, se trata de una zapatilla de inspiración futurista y acorde a los códigos estéticos actuales. Rebaja el impacto visual que anteriores ZX 2K otorgaban, siendo un poco menor la inspiración running ochentera, pero por contra lo compensa con la multitud de detalles que en combinación hacen del conjunto visual algo muy placentero y que estará vigente durante tiempo.

Vale son bonitos, pero ¿y funcionales?

Una vez en el pie, nos encontramos con las clásicas sensaciones del Boost. Lo primero que llama la atención, quizás, es que la construcción de la caja del upper hace que abrace el pie, especialmente en la parte delantera del mismo. Así que si no te gusta la sensación de zapatillas apretadas o eres de pie ancho, seguramente quieras intentar un medio número más respecto a tu talla habitual. Esto contribuye al feeling on feet de este modelo. Por una parte, gracias a los refuerzos internos presentes en la zona del talón, y al clásico “rebote” del Boost, sumado a que como es una constante en la franquicia ZX nos encontramos ante una zapa de geometría elevada (especialmente en el talón), nos da como resultado ese bamboleo tan característico y retorno energético de la pisada.

En cuanto a peso, para una talla 41 1/3 el peso es de aproximadamente 330 gramos por cada zapatilla, lo que se sitúa unos 100 gramos por encima de zapatillas de running, lo que demuestra que no está tan lejos en términos de comodidad de este tipo de opciones.

Actualmente las adidas ZX 2K Boost Pure están disponibles en seis combinaciones de colores y a un precio de mercado de 140 euros. Si tenemos todo lo comentado hasta el momento con esto último, nos encontramos con una sneaker que de primeras nos puede resultar algo elevado el precio (ya que se sitúa en la horquilla media-alta del rango de precios). Sin embargo, estamos hablando de una opción muy polivalente y moderna, que si eres de los que conectas con esta zapa a nivel estético, seguro que pasará a formar parte de tu rotación habitual y ocupará largas horas en tus pies, así que la inversión merece la pena.

Para finalizar, estas adidas ZX 2K Boost Pure están disponibles en la web de adidas.es.

Categories Adidas Análisis

About

Blog sobre el mundo sneakers. Análisis y opinión. Si quieres estar al día sobre el mundo de las zapatillas, éste es tu sitio. Suede rules everything around us.