¡Yeezys para todos!

En su empeño de hacer lo que otros ya han hecho antes, pero intentándolo con más ganas, la marca de las tres rayas se ha planteado cambiar el dogma sneaker. Ese que marca el éxito de un lanzamiento de forma inversamente proporcional al número de unidades. O directamente, a las horas que tienes que hacer cola o al frío que has de pasar.

Para ello, desde Adidas van a acompañar su lanzamiento estrella de 2015, las heredadas Yeezi III, en forma de app. Mediante una aplicación móvil aseguran que, todo el que quiera –y pueda– tendrá las zapatillas diseñadas por (como les gusta llamarle en el papel rosa) el marido de Kim Kardashian West.

Lo que es impepinable es que Monsieur Kanye West es una especie de rey midas de todo lo que toca, que básicamente es rap y moda. En esto último, si bien le han caído palos por algunas colecciones o por el –digámoslo así- minimalismo de su colaboración con A.P.C., logra que haga lo que haga el resultado sea el mismo. Si saca podas unidades de su diseño para Nike o Louis Vuitton: Kanye lo ha vuelto a hacer. Si desde Adidas nos asegurarán que tendremos Yeezi III hasta hartarnos: Kanye lo ha vuelto a hacer.

Con las primeras imágenes ya en la web y los medios (sociales y convencionales) echando humo y posicionándose en uno de los dos bandos, lo más interesante parece estar –de momento- detrás de las cámaras. Y es que lo que parece una línea continuista de todos sus proyectos anteriores (tanto con Nike como con Luis Vuitton), las Yeezi III quiere cambiar el juego por filosofía, no por estética.

Gusten o no gusten, estas Yeezi III se van a vender y se van a vender a buen precio. ¿Se venderán como churros? Dependerá de si es cierto lo que prometen desde Adidas (“no sin mis Yeezi”). De ser así, nadie va a desaprovechar la oportunidad de tener lo que antes era imposible sin contactos, bots o sin gastarte el sueldo mínimo interprofesional español anual en Ebay.

¿Cómo afectará esto a la escena sneaker? Verdaderamente, en nada. Pero sí que es visible el profundo cambio que ha experimentado Adidas en el último año y su nuevo posicionamiento de marca. Una especie de affordable coolness, democratizando lo guay, uniéndose a iconos ya construidos y popularizando las tendencias. Adidas quiere que desees sus productos porque los veas en la calle, además de en Instagram.

En honor a la verdad hay que decir que esta app sólo funcionará en Nueva York, con lo cual si eres de Algete lo tendrás un poco más difícil. Pero esto trata de filosofía. Es decir, se materialice o no, Adidas quiere hacer accesible la zapatilla más inaccesible de los últimos tiempos. El tiempo dirá en qué queda todo esto.