Si Michael Jordan no hubiese existido…

El 17 de febrero es el día de su majestad de los cielos: His Airness. Michael Jordan cumple 54 años. En 2017 hace catorce temporadas de su retirada pero el mítico 23 sigue más en forma que nunca.

Es por eso que, con motivo de su aniversario, hemos querido hacer un ejercicio de abstracción para determinar diez cosas que no serían lo mismo si MJ, el mejor jugador de todos los tiempos, no hubiese existido.

1.Nike no sería la marca que es 

Es bastante difícil vislumbrar qué clase de marca sería hoy Nike pero, seguramente, no sería la misma. Aunque los de Oregón tenían muy claro su visión de lo que entendían por una firma de deportes (así lo defendió Phil Knight desde el principio), Michael Jordan visibilizó y fue el catalizador de lo que defendían desde sus headquarters. Recordemos que la compañía no alcanzó cierta tranquilidad hasta los 80, tras culminar con éxito su IPO. Apenas cuatro años después, Nike culminaba lo que había sido uno de sus grandes deseos desde tiempo atrás: fichar a un deportista que catapultase la marca con sus éxitos deportivos y también con su actitud. Jordan acompañó y guió el crecimiento de Nike, sin duda.

2. adidas posiblemente tampoco

adidas era una de las marcas que dominaba con mano de hierro el segmento del mundo deportivo. Hasta que llegó Nike. Y, de forma especial, hasta que surgió Jordan. Pero detrás del mito está la persona y ése no es otro que Rob Strasser. Strasser es una de las personas que se considera parte del grupo fundacional de Nike. Entró en la compañía para encargarse de los problemas legales de la misma pero siempre será recordado como un genio del marketing. Y aquí entra en juego su parte de la culpa en el desarrollo de la Jordan Brand. Strasser tenía claro el camino a seguir y, junto a Peter Moore (el diseñador encargado del logo de Air Jordan) fue determinante para el fichaje de MJ por Nike y todo el desarrollo posterior. Pero Strasser acabaría años después trabajando para adidas y ayudando, también junto a Moore, a desarollar algunos modelos míticos. Tal fue su huella que a día de hoy todavía le guardan más cariño en Alemania que en Oregon. Veamos por qué…

3396FC8700000578-3561662-image-a-43_1461774854737

3. No habría nacido una de las rivalidades sneakers históricas

Y no hablamos de las canchas, si no de la industria. La rivalidad entre Rob Strasser y Phil Knight fue tal que el segundo no acudió al funeral del primero cuando éste falleció. Aunque nunca fue una rivalidad mediática o pública, las fricciones entre ambas personalidades estuvieron al más alto nivel. Strasser era una personalidad arrolladora que podría haber llegado a dirigir Nike. Y Knight una personalidad complicada como la de todos los grandes genios. La salida de Rob de nike no fue de las mejores, pero la llegada de éste (y de Moore) a adidas fue la rotura oficial de su relación.

3397678600000578-3561662-image-a-37_1461774094480

4. El imaginario de Nike no sería el mismo

Todo el mundo que tiene un mínimo de curiosidad hacia el mundo sneaker conoce la historia de las Jordan I y los motivos que dieron lugar a que se conozcan como ‘The banned’. Todo un acierto de marketing porque la realidad no fue tal y como la recordamos. En este genial artículo en Sz9, Kike Marina -superlativo como siempre- explica la auténtica realidad tras el mito.

5. ¿Sería Tinker Hatfield el diseñador que es hoy en día?

La respuesta corta es sí. La larga es sí, pero… Es indudable que algunas de sus mejores creaciones corresponden a la Jordan Brand. Autor de un buen número de siluetas de esta saga, es el creador de modelos mitiquísimos y que le dieron la vuelta a la tradición de diseño que se llevaba hasta entonces (sólo hace falta nombrar las Jordan III). Ejemplos como las Air Max 1, 90, Huarache, Talaria… son suficientes para poder afirmar que Hatfield sería el mismo mito que es hoy. Pero también es justo afirmar que diseñar para Jordan sacó lo mejor de si mismo.

Esta cuestión no es nueva (aquí podéis ver la respuesta a la misma por parte de Hatfield). El diseñador afirma que Jordan representa un 20% de lo que significa su trabajo como creador. Si seguimos la regla de Pareto (con el 20% de esfuerzo se consigue el 80% de resultados), podemos afirmar que Jordan supuso el extra mile para la carrera de Tinker: fue el factor diferencial que convirtió a un extraordinario diseñador en un diseñador inmortal.

6. El marketing deportivo tampoco sería igual

Jordan es el atleta retirado mejor pagado de todos los tiempos. Algo en lo que tiene mucho que ver la aportación que Jordan Brand sigue haciendo. Lo que es indudable es que Nike y Michael Jordan redefinieron las reglas de juego en lo relativo a muchos aspectos de la mercadotecnia deportiva y, entre todos ellos, el hecho de que un jugador pudiese mantenerse relevante y seguir siendo un generador de negocio una vez retirado.

7. Ni, en definitiva, el mundo de las sneakers

¿Nos imaginamos el coleccionismo sin la mítica portada de Sports Illustrated? ¿Sin el print de elefante? ¿Sin la nostalgia por el Nike Air en la talonera? Conceptos que en la actualidad marcan el día a día del coleccionista le deben mucho a Jordan y la Jordan Brand.

8. El rap estaría vacío de referentes a la hora del name dropping

Aunque N.O.R.E. afirmó que Michael Jordan odia el rap (y éste lo desmintió) lo cierto es que el rap ama a Jordan. Desde name droppings constantes hasta canciones con su nombre. Si no existiese, nos quedaría Iverson (por ejemplo) pero no sería lo mismo.

9. No existiría Space Jam

O sería diferente. Y toda una generación no la habríamos podido disfrutar. Triste, ¿verdad?

10. ¿Qué marca sería la reina ahora mismo?

Es muy difícil realizar esta abstracción.La aportación de Nike es lo suficientemente potente como para pensar que podría seguir siendo los de Oregon. Sin embargo, no sería descabellado imaginar que adidas hubiese reinado durante los 90 y 2000 sin el catálogo de Jordan Brand situándose como vector de imagen (la potencia del basket a la hora de creación de marca es potentísima). Seguramente Converse tendría algo de más peso, así como New Balance o PUMA.

O, a lo mejor, todo seguiría igual. Lo que está claro, es que jamás lo sabremos. Menos mal que hubo un Michael Jordan…

Bonus: Y el mundo de los memes tampoco sería lo mismo…