Pero sigo siendo el rey

Mientras que parecía que 2016 -y 2015- estaban siendo años dominados por la marca alemana adidas, uno de los últimos lanzamientos de este fin de semana nos demuestra quien sigue siendo el rey. Y es que este sábado se han comercializado las Jordan I BRED aka Banned (y no bread, como a veces se escribe erróneamente) y la locura ha sido total.

Hacía tiempo que un retro de la Jordan Brand no lograba tanta expectación. Pero así ha sido. En Madrid, en la flagship store de Foot Locker, se concentraron más de cien personas (ver las fotos del Instagram de Pata Negra Sneakers más abajo para corroborarlo). Aunque parte del público congregado era de procedencia asiática (uno de los mercados en los que Jordan sigue dominando tal y como lo hacía en la cancha en los 90), un breve repaso a redes sociales nos deja la conclusión de que el público de estas BRED era heterogéneo.

Y es que aunque pensemos que las Jordan ya no tienen el status cool que tenían hace unos años y que ya no sean los modelos más deseados, los números nos demuestran lo contrario. Como dicen en inglés, la marca del jumpman sigue siendo una ‘cash cow’ (o gallina de los huevos de oro) para Nike. Según este artículo de Forbes, en el pasado año Jordan Brand creció un 14%, para representar unas ventas totales de 3.000 millones de dólares, lo que representa más de la mitad (en concreto un 64%) de la cuota de mercado en el segmento baloncesto. Impresionante.

Pero lo más destacado son las previsiones que marca esta pieza para el futuro: 4.500 millones de dólares en ventas para 2020. Un crecimiento espectacular y que, en teoría, está reñido con esa pérdida de frescura que tantos argumentan. ¿Pero es así? Analizamos las causa que nos indican que la Jordan Brand está muy viva:

Catálogo: con un catálogo que se cuente por decenas de siluetas y cientos de versiones, se podría decir que existe casi una Jordan para cada persona. Caña alta, media, baja. Retros on nuevos lanzamientos. Colorways míticos y ediciones especiales conmemorativas. Tanto, que hasta tenemos chancletas Jordan y packs de todos los tipos.

Nostalgia: no nos olvidemos. Estamos hablando de Michael Jordan. Un supericono del deporte y la sociedad en general. Todos los que crecieron viéndole jugar (tanto cosechando anillos como derrotas previas contra los Pistons) son atacados por el cuchillo de la nostalgia en cuanto se anuncia un nuevo retro que nos catapulta a la infancia. ¿El mejor ejemplo? Estas Jordan I BRED.

Asia: el mercado asiático es fiel y se mueve en términos de volúmenes de venta. Mientras Jordan tenga tirón en ese continente, está asegurado el éxito futuro.

Versatilidad: las ventajas de Jordan Brand son varias al moverse como una micromarca dentro de una estructura multinacional como es la de Nike, lo que permite una versatilidad que pocas marcas tienen.

Marketing: si hablamos de mercadotecnia, no hay duda. Nike, apoyado en Jordan, reinventó la forma en que hoy se publicita no ya sólo el mundo del textil deportivo, si no el mercado en general. Y Jordan lo sigue manteniendo. ¿Un ejemplo? Volver a utilizar el Nike Air y lograr enganchar a todos esos nostálgicos desencantados.

En definitiva, una muestra más de que Jordan Brand sigue muy vivo. Y es que sigue siendo el rey.

Para finalizar, no debéis dejar de visitar este artículo de sz9 sobre las Jordan I BRED y la falsa leyenda que las rodea. Recomendado.

Categories Análisis Nike
Sneakerism

About

Blog sobre el mundo sneakers. Análisis y opinión. Si quieres estar al día sobre el mundo de las zapatillas, éste es tu sitio. Suede rules everything around us.