Las Cortez: mucho más que Cortez

Las Nike Cortez alcanza los 45 años. La marca de Oregon celebra el aniversario de uno de sus modelos más icónicos y lo hace por todo lo alto, campaña con Bella Hadid de por medio incluida.

Más allá de todo esto, las Nike Cortez representan (además de ser el primer modelo de la firma del swoosh) la propia idiosincracia de la compañía. Un modelo si en cual hoy Nike no sería lo que es.

45 años que no son tal: son algunos más

Las Nike Cortez cumplen más de 45 años. Bueno, en realidad no las Nike. Pero el modelo Cortez existe desde 1968. Y es que las Cortez se estrenaron primero como un modelo propio de ASICS. Por aquel entonces, Phil Knight y Bill Bowerman, cofundadores de Nike, trabajaban como importadores de la compañía Onitsuka. Boweman, el obseso entrenador de atletismo que tenía sus miras puestas en la fabricación de zapatillas desde hacía años, se encargó de desarrollar este modelo y explicárselo a Onitsuka a través de cartas. El resultado fue unas ASICS Cortez que vieron la luz con motivo de los Juegos Olímpicos de México 68.

Las Cortez nacieron como Aztec

El modelo desarrollado por Bowerman iba a ser nombrado Aztec, en honor a la cita en la que se estrenaron. Iba a ser, porque adidas tenía otros planes y planeaba lanzar, con motivo de esta cita, un modelo del mismo nombre. Tan sólo hizo falta una amenaza de demanda para que Bill Boweman y Knight se decidiesen a cambiar el nombre. Cuenta la rumorología que Cortez viene de una idea del siempre categórico entrenador, que le preguntó a Knight por el conquistador que pateó el culo a los aztecas. Sin duda, un nacimiento nada políticamente correcto.

Las Cortez fueron el primer modelo de Nike

O por lo menos el primer modelo considerado como tal. El nacimiento de Nike fue bastante complicado, ya que la relación entre Blue Ribbon Sports (la compañía con la que importaban zapatillas de Onitsuka) y la propia Onitsuka se acabó estableciendo en términos poco amistosos. Los japoneses siempre jugaban con la idea de no renovar la cuenta o incluso buscar otros distribuidores en Estados Unidos. Al final todo ello desencadenó en Onitsuka intentando absorver a Blue Ribbon Sports por una cantidad inferior al buen funcionamiento de esta compañía, y a estos últimos decidiendo que era el momento de lanzar su propia marca. No por casualidad, Bowerman tenía el expertise necesario y fue capital en el desarrollo de producto mientras la relación comercial entre ambas organizaciones duró.

Mientras se resolvió todo este proceso, Nike fue produciendo su primer modelo, las Cortez. Aunque antes de eso comercializó otros modelos, su presencia fue tan reducida y anecdótica que el reconocimiento como pionero se la llevan estas Cortez.

Las Cortez supusieron la explosión de las relaciones entre Onitsuka y BRS

Como la anécdota contada en la película ‘La Haine’, tanto en Kobe como en Oregón se repetían aquello de “hasta ahora todo va bien” mientras se precipitaban desde un 15º piso. La situación estaba a punto de estallar (Onitsuka anunciando que compraba BRS, estos encargando miles de zapatillas Nike). Sólo faltaba la chispa que encendiese todo. Y esa chispa fueron las Nike Cortez y en encuentro aparentemente fortuito: Shoji Kitami, de la corporación Onitsuka, descubrió en 1972 miles de Nike Cortez en la tienda que Blue Ribbon Sports tenían en California. El resultado de esta “casualidad” (en realidad no fue tal ya que la visita de Kitami era a consciencia y buscando destapar la traición -así la entendían ellos- de Blue Ribbon) fue una demanda judicial que acabaría dando la razón a Nike y suponiendo el nacimiento de algo todavía más grande. Veamos como.

De abogado a rey del marketing

Para hacer frente a la demanda de Onitsuka, Phil Knight contó con un bufete de abogados externo. Entre el equipo que se encargaba de ayudar a Nike se encontraba un nombre que a la postre sería determinante: el de Rob Strasser. Knight vio en él el ADN que conforma la marca del swoosh. Tanto, que le ofreció un puesto en la compañía y fue el primer abogado interno de la firma. Tiempo después pasaría a ocuparse de labores de marketing (era algo muy común en los primeros años de Nike, que las funciones no tuviesen nada que ver con la formación o experiencia de las personas) y acabaría siendo un nombre determinante en la industria sneaker. A él se le puede atribuir el apostar por Michael Jordan y el nacimiento de la Jordan Brand. Strasser es historia de Nike y llegó a la firma gracias al pleito contra Onitsuka desencadenado por las Cortez.

No termina aquí el peso de las Nike Cortez. Podríamos citar el product placement junto a Farrah Fawcett y que Bella Hadid reproduce en esta nueva campaña, su unión con las bandas latinas en L.A., su aparición en Forrest Gump o su eterna presencia en el imaginario colectivo popular. Sin duda, un modelo mítico en su 45 aniversario y siempre.

CIhhOHMWUAANC_y seinfeld-nike-air-cross-trainer-low-white_neptune-blue-thebabyshower1

nwa-straight-outta-compton-movie-shoes-6