Kickstory: adidas Gazelle

50 años no son nada. Eso deberíamos pensar al ver a una pieza histórica que, sin embargo, está hoy más viva que nunca. Hablamos de las adidas Gazelle. La que hoy es una zapatilla de vestir y pensada para la calle, surgió como solución técnica hace ya medio siglo. Es por eso que hoy, en pleno 2016, decidimos mirar atrás y hacer un repaso a los principales hitos relacionados con esta silueta.

Un poco de historia

Gazelle-History

Las adidas Gazelle vieron la luz por primera vez en 1966. Existen diferentes versiones respecto a de dónde proviene el nombre del modelo (algunas versiones dicen que el nombre se debe al apodo de una corredora, Wilma Rudolph, pero la realidad es diferente ya que salieron años después de retirarse ésta).

Esta sneaker fue lanzada en dos versiones iniciales: las adidas Gazelle Blau y adidas Gazelle Rot. Las primeras estaban pensadas para entrenamiento y destacaban por un upper azul y una suela microperforada. Las segundas, por su parte, aparecían con un upper en rojo y una suela transparente. Éstas, a diferencia de las primeras, fueron probadas por jugadores de balonmano, de ahí esa innovación técnica que aseguraba el agarre en la pista. Los dos colorways, no obstante, destacaban por la presencia de suede de kanguro (de hecho, esta zapatilla fue la primera de la marca que incorporó este material) y por la combinación del brand strip en color blanco.

Las Gazelle en el imaginario popular

440570

Las Gazelle siguieron su avance durante la década de los 70. Con unas breves modificaciones a lo largo de los años, incluso llegaron a desaparecer del catálogo de la marca durante un período de tiempo.

Sin embargo, lo realmente interesante fue su entrada en el imaginario colectivo popular. Corría la década de los 80 cuando esta zapatilla empezó a entrar en las escenas urbanas de países como Gran Bretaña. Fue en esa década cuando se lanzaron nuevos colorways (aunque no sería hasta los 90 cuando empezó la explosión de versiones que vivimos hoy en día) mediante la llegada de unas Gazelle grises.

A partir de ahí, el resto es historia. En la década de los 90 esta zapatilla se hizo todavía más mítica con su irrupción en la escena londinense, hiphop, garage, indie y su unión a nombres como Oasis, Madonna o Kate Moss.

¿Qué tienen las Gazelle?

Sin duda, muchos han intentado responder a esta pregunta. Lo cierto es que en su simpleza está su grandeza. Hablamos de una zapatilla estilizada, práctica y polivalente, que cuenta con una orientación casual. Pero, a la vez, la gran cantidad de colorways disponibles y su contraste gracias a la aplicación de suede, hace que las Gazelle sean de todo menos una sneaker aburrida.

En el pie son elegantes y son de esas opciones que, como se dice coloquialmente “van con todo”. Además, tienen ese componente de icono que hace que todos las conozcan y las adoren.

Respecto a calidades, es una zapatilla muy bien trabajada y estructurada y con excelentes materiales, especialmente en la re-edición de 2016.

Las Gazelle hoy

Aunque sin la intensidad de otros modelos (como, por ejemplo, las Stan Smith), adidas está realizando un comeback de este modelo a través de una excelente campaña de PR y mediante influencers. Pero, por encima de todo, está ofreciendo todo un arsenal de colorways que saben sacar lo mejor de esta silueta.

Con cinco décadas de historia a sus espaldas (y muchas historias en los pies), las adidas Gazelle son una gran opción ahora, y siempre.

Fuentes y enlaces de interés:

adidas Gazelle – A Brief History by Neil Selvey