¿Cuál ha sido la mejor Air Max?

Un año más llega marzo y tenemos motivos para celebrar. Es en este mes en el que celebramos el Air Max Day, aprovechando que en el año 1987 conocíamos dos palabras en forma de zapatilla que marcarían el devenir de toda una escena en las próximas décadas. Imposible dirimir cuál es la sneaker más determinante de la historia, sí que podemos determinar que las Air Max entraría en un Hall of Fame zapatillil.

Antes de nada, un poco de historia: el prólogo del sistema Air Max llega en 1979. El ingeniero aeroespacial Frank Rudy patentó la tecnología basada en encapsular gas inerte para dar lugar a un sistema de pisada novedoso. Nike lo comercializaría bajo el nombre de Nike Air y la primera zapatilla que utilizaría esta cámara de aire serían las Tailwind. Ocho años después, en 1987, diseñadas por Tinker Hatfield y potenciadas por Mark Parker, esta técnica evolucionaría en una cámara de aire visible que llevaba el concepto inicial al máximo. Air Max sería el nombre que recibiría y, el resto, es historia.

A punto de cumplir tres décadas, está claro que sin ese lanzamiento hace 29 marzos hoy en día no calzaríamos lo que calzamos. Quizás es el momento de preguntarse: ¿qué Air Max ha sido más determinante? ¿Cuál ha sido la mejor? Es ciertamente imposible determinar cual ha sido la mejor. Así que intentaremos aproximar cuál ha sido la huella que algunas de las principales siluetas de esta gama.

Air Max ’87

“Gracias, Air Max ’87, contigo empezó todo”. Así podríamos resumir en una línea lo que supone esta zapatilla. Jordan ha sido el mito, el que materializó la visión que la marca tenía y el que reinventó el concepto del marketing deportivo. Pero estamos en 2016 y la línea que marca la escena es el retrorunning y no el retrobasket.

Quizás excesivamente quemadas en los últimos años (por la exageración de versiones tecnológicas y la cantidad de colorways), pero pocos se escandalizarían si coronásemos a esta zapatilla como la reina. Además, en su haber cuenta con algunas de las colaboraciones más cotizadas en el mercado del reselling (Atmos, Patta…).

Dos años después de su lanzamiento, Nike lanzaba un remake de esta sneaker bajo una versión ‘Light’ (Air Max II en su momento) en la que anticipaba algunos detalles que veríamos a continuación.

Air Max 90

Imagen vía asphaltgold

Siguiendo una línea continuista respecto a las Air Max ’87, es posiblemente la dueña y señora del colorway infrared. También firmadas por Tinker Hatfield, fueron conocidas inicialmente como las Air Max III. Supuso un salto de agresividad o revolución respecto a la Air Max OG, especialmente por la combinación de paneles, el sistema de lazado múltiples o la mediasuela.

Posiblemente no tenga el impacto en las subculturas populares de alguno de sus hermanos, la aura mística de la OG ni supuso la ruptura que representaron otros miembros de la saga Air Max. Pero analizándolo en su contexto las Air Max 90 / III supusieron uno de los puntos clave de la historia de esta zapatilla. Dar el primer paso es sencillo, continuar con el segundo no tanto.

Air Max BW

vía Sneakerfreaker.com

Apenas un año después, en 1991, descubríamos las Air Max IV o Classic, más conocidas como Air Max BW (curiosamente, nunca llevaron en su nombre la referencia a Air Max, si bien sí que lo incluían en el talón). Unas siglas que hacían referencia a Big Window en relación a la cámara de aire visible, que llevaba todavía más lejos el concepto que ya habíamos conocido previamente en la gama Air Max. Notorias por su colorway Persian Violet, suponen un punto medio entre las 90 y la que sería la siguiente novedad.

Recientemente resucitadas por Nike con motivo del próximo Air Max Day, es uno de los modelos favoritos dentro de la escena musical de UK y derivados (grime, etc) y la mejor prueba es que hemos visto como Skepta ha diseñado su propia versión de esta zapatilla. Quizás no las más histórica en relación a ventas o diseño, sin embargo una de las más arraigadas entre determinadas tribus urbanas.

Air Max 180

vía trivostudio.com

Alumbradas en 1992, su nombre viene por la presentación de la cámara de aire, sólo visible en 180º. En su momento supusieron, si es posible, una línea continuista y, a la vez, rupturista. Si bien mantiene algunas de las señas de identidad de las AM 90 y las BW, fue la primera que optó por el menos es más. Muy sencilla en su concepción, destaca por el llamativo swoosh y los elementos de su talón. Además, en un momento en que el shape es uno de los debates favoritos para los coleccionistas, estas 180 destacan por lo afilada de sus formas. Aunque lleva un tiempo desaparecido del circuito retro, es sencillo hacerse con un par en los Factory.

Air Max 93

Imagen via trivostudio.com

Una zapatilla que lleva al límite el planteamiento conocido con la 180. La intención de Tinker Hatfield era aquí desarrollar al límite la cámara de aire (que está visible a lo largo del talón). Además, fue la primera Air Max en incluir una construcción en la zona del tobillo para garantizar la comodidad y sujeción (el conocido como Dynamic fit collar).

Ensombrecida por lo que vino antes y lo que llegaría después, supuso un auténtico salto tecnológico respecto a sus antecesoras. Sus puntos fuertes los describió Hatfield en un email que se hizo público: las cámara de aire, la elección de colores OG o los detalles técnicos.

Air Max 95

due
vía @JimNeefall

La Air Max por excelencia para muchos. Firmada por Sergio Lozano, se podrían rellenar hojas y hojas con su anecdotario (muchas ya las hemos contado aquí): su construcción por paneles degradados, la menor presencia del swoosh, los distintos PSI utilizados, lo tonos y colores aplicados…

En Japón se produjeron auténticas locuras en su lanzamiento (estuvimos allí en verano durante el lanzamiento del último retro y era, con diferencia, la zapatilla más vista en las calles y sold out absoluto). Supuso un giro de 180 grados respecto a lo que entendíamos como Air Max (y a lo que entendíamos, en general, por zapatillas de running). No creemos en las verdades absolutas respecto a gustos, pero las Air Max 95 están muy cerca de conseguir que rompamos esta máxima.

Air Max 96

vía sneakerfreaker.com

Tan olvidadas que parecen no haber existido. Nike, en aquel momento, no se podía permitir no continuar el éxito absoluto que supusieron las 95, así que tiró del carro con una zapatilla que vista hoy en día mantiene el encanto de una época dorada en cuanto al diseño de zapatillas, pero que no se acercaba, lamentablemente, a su predecesora. Si a eso le sumamos años y años de ostracismo, tenemos un modelo del que pocos se acuerdan pero al que algunos añoran.

Air Max 97

¿Las grandes infravaloradas? Sus dos grandes innovaciones en su momento estuvieron sustentadas en el plano estético, con un upper en el que predominaba el 3M, y en el técnico, con una gran unidad de Air que recorría toda la suela y era visible en su mayoría. El resultado final es una zapatilla de inspiración futurista y atemporal. La prueba es que todavía a día de hoy es difícil de integrar en una época determinada y sigue ofreciendo una estética adelantada. Fueron diseñadas por Christian Tresser y se inspiraron en el tren bala japonés.

Hoy, son una pieza codiciada por los amantes de la línea Air Max y coleccionistas en general y todavía se mantienen fuera de las garras del gran público. Nada que un buen retro y un poco de exposición mediática pueda solucionar.

Air Max 98

vía asphaltgold

Con un diseño que seguía la tendencia vista en las 97, tienen en su haber el honor de no haber roto algo que funcionaba (para qué cambiar) y, de forma irónica, suponer para muchos el declive de la saga Air Max una vez entrada la década de los 2000 (que para muchos amantes del retrorunning. Notorias otra vez este año por las noticias de una colaboración con Supreme.

Air Max Plus

Air Max Plus Mint

Alias las TN, ya os contamos todo sobre ellas aquí. A modo de breve resumen: una de las zapatillas más unidas a la escena chav UK o al mundo del rap francés. Su diseño todavía hoy sigue siendo transgresor y 2016 está llamado a ser su año en forma de retros. Además, sigue siendo una de las zapatillas favoritas de los sneakerheads australianos.

Hasta aquí el repaso a las siluetas más icónicas dentro de la gama Air Max. ¿Echas de menos alguna? No te preocupes. Volveremos dentro de poco con una segunda parte dedicada a las más infravaloradas…