El mojo de Reebok

El mundo de las zapatillas es como el día de la marmota pero sin Bill Murray para ponerle un poco de humor al asunto. Abres un ojo legañitado y todo lo que alcanzas a ver son colaboraciones con la tienda de turno, retros recuperados del baúl de las batallitas y poco más. Y tampoco es que cambie mucho el run run al que estamos sometidos (ni ganas que tenemos, nos encanta). Pero en este contexto, y cambiando muy poquito las reglas del juego, hay una marca que –creo humildemente– está marcando el camino en 2015.

Y esa marca es Reebok. Los americanos han sabido entender muy bien lo qué busca el gran público y surfear esa ola sin despeinarse. Como un galán de Hollywood en 1960 al que ponen a anunciar dentífrico. Quizás no estén cómodos al 100 % en ese papel, pero qué demonios, vamos a creérnoslo.

Pasado y futuro

Reebok x Mita. Fuente: Hypebeast

Lo de ayer y lo de mañana. Ying y Yang. Es decir, siluetas retro e innovadoras novedades producto; ese es el mojo de Reebok para este ejercicio.

En un momento en que todas las marcas están recuperando siluetas retro (ya se sabe, cualquier tiempo pasado fue mejor), Reebok ha apostado con fuerza en 2015 por esta onda y, utilizando el claim de un competidor, van all-in. Con las Insta Pump Fury y variaciones, se han decidido a inundar la escena. Aunque a lo largo de los años hemos ido viendo retros de este modelo de 1994, este año está pegando todavía más fuerte.

La apuesta es arriesgada, porque este modelo es de todo menos casual: una silueta afilado y retrofuturista, soluciones de diseño irreverentes, partes del cuerpo al descubierto, formas que dejan mucho espacio a la imaginación y combinaciones locas de colores o materiales…

Pero hoy en día nuestras mentes están abiertas para ver este tipo de zapatillas por la calle, Reebok lo sabe y apuesta por ello. Es por ello que en lo que llevamos de año (apenas tres meses) ya nos faltan dedos en las manos para contar las colaboraciones, colorways y lanzamientos de las Insta Pump Fury OG.

Además, la marca ha celebrado recientemente el 25 aniversario de sus Ventilator y ha decidido que, para ello, mejor compartir la fiesta de cumple con amigos. Y para ello ha invitado a un viejo colega, 24 Kilates, para también brindar por sus diez primaveras. El resultado es un colaboración que, quizás, no llegue al nivel de otras pasadas (como las míticas F.C.V.K.) pero que, sin duda, son de lo mejor que nos hemos podido llevar a la boca en lo que llevamos de año. Y ‘Made in Spain’ (o ‘Designed in Spain’, mejor dicho).

Pero, además, se ha propuesta apostar muy fuerte por el futuro. Y aquí destaca con especial fuerza las Reebok ZPump Fusion. Quizás una de las últimas zapatillas técnicas más interesantes que hemos visto en los últimos tiempos. Además de una campaña de relaciones públicas que nos recuerda a la de Adidas con las Stan Smith, no han temblado a la hora de hacer presentaciones e inundar de producto las redes sociales con influencers y embajadoras, principalmente del mundo blogger, revistas lifestyle e incluso famosos (como el caso de Kylie Jenner). O con acciones muy interesantes, como una recreación de un Pump real que se hinchaba gracias a los tuits enviados vía esta red social.

El diseño de las ZPump recuerda la filosofía y el uso de esta zapatilla. Colores planos mayoritarios combinados con tonos neones y fluor, como una reminiscencia del fitness al que se deberían destinar. En cuanto a la solución técnica, representa una evolución de la tecnología Pump (a la que muchos recuerdan como las zapatillas que se hinchaban).

No creo que la trascendencia de estas ZPump supere a la de otros modelos que han sido tocados por la varita mágica de las bloggers, pero sí que creo que es una apuesta mucho más interesante. Por fin un lanzamiento que combina evolución técnica de verdad con un cierto componente estético. Sólo por eso, enhorabuena Reebok.

El revisionado Pump en funcionamiento. Fuente: Freshnessmag