El mojo de Lacoste L!ve

Me flipa Lacoste. En el ejercicio del ¿periodismo? nadie debería ser tan abiertamente sesgado pero creo que la ocasión lo merece.

En un momento en que la moda urbana y yo vamos por derroteros transversales, encontrar una marca que es capaz de conjugar clase, atemporalidad y modernidad, merece la pena ser destacada.

Bueno, cuando dije Lacoste quería decir, específicamente, Lacoste L!VE. La línea de la marca del cocodrilo ha encontrado su hueco conjugando estilo callejero (y bien interpretado) con la tradición de la marca madre y hacer un pastiche de ambos mundos.

 ¿Por qué me gusta Lacoste L!VE?

  1. Por su éxito a la hora de reinterpretar básicosclásicos. Una hoodie, una crewnewck, bombers… Todos los ‘debes’ que pueden copar el fondo de armario casual de una persona entre los 20 y 35 años han sido reinterpretados bajo esta fórmula en alguna de las colecciones de la marca. Puedes tirar de H&M y similares con buen resultado, pero aquí te aseguras un producto duradero y distinto.
  1. Estética. Lacoste L!VE ha impreso en sus colecciones una estéticapropia, en línea con las corrientes actuales y con una fuerte identidad. Es una mezcla de gamberrismo, moderneo y savoir-faire francés. Sabes cuando una prenda es de Lacoste L!VE.
  1. Autoparodia. Han sabido coger sus propios símbolos, como el cocodrilo de su logo, y reinterpretarlos bajo sus cánones del ya mencionado gamberrismo. Mola mucho llevar el polo de Lacoste de padre pero con un cocodrilo modificado.
  1. Respeto. Lacoste L!VEha ido lanzando colaboraciones con algunos de los nombres más reputados del panorama… De todos los panoramas. Desde Cool Catso HONET hasta Andy Rementer. Y siempre bajo su propia filosofía
  1. Menos es más. El problema de la moda hoy en día es que es todavía más cambiando que lo que era común. Un día te quieres dar cuenta y vas vestido como un neoninja, con cuero y todo negro. Y la alternativa a eso es vestir como si hubieses salido de Cuéntame. Marcas como Lacoste L!VE han sabido adaptar los giros estéticos actuales pero en su justa medida, sin pasarse.
  1. El fit. Aquí ya es cuestión personal.

Para que no parezca esto es un publirreportaje, y por poner peros –que siempre los hay, el precio está quizás por encima del posicionamiento producto, aunque es cierto que la calidad es duradera y acorde.

Y para acabar, os dejo algunas imágenes de la recientemente presentada colección primavera verano 2015, en donde me quedo con la mochila, la pañoleta, o el pullover burgundy.