Diez problemas del sneakerhead en verano

1. Vas a hacer la maleta y llevas más pares de zapas que mudas de ropa interior.

2. Por supuesto, viajar en aerolínea low cost no se lleva nada bien con tu maleta exclusiva de sneakers.

3. Te destrozas los pies por llevar las zapas sin pinkies pero para presumir hay que sufrir.

4. Decides llevar tus zapas favoritas -sí, esas con suede- al aquapark. Sólo para darte cuenta de que no fue buena idea.

5. Sudas más que un pollo pero tus Jordan no iban a quedarse tres meses en el armario, aunque suponga llevar una sauna en los pies.

6. Te vas de caza pero no al monte: si no a Caliroots y otras webs en busca de un chollo.

7. Y cuando por fin has cazado, esperas y esperas pero no acabas de entender los horarios del repartidor.

8. Como no llueve no hay charcos. Adiós al 99% de tus fotos de Instagram…

9. Todos los lanzamientos son easy cop pero estás de vacaciones en un pueblo perdido sin cobertura ni datos. Quizás por eso todos los lanzamientos son easy cop.

10. ¡Pero no todo va a ser malo! Te quedas dormido en la playa. Tu piel hace juego con tus Air Max 90 Infrared. ¿Quién dijo que el mix & match ya no se lleva?