Aimé Leon Dore

Aimé Leon Dore es una de esas marcas en las que hablan sus diseños, no sus kits de prensa. O por lo menos eso es lo que queda claro si buscamos información sobre esta firma o buceamos en su web. Fundada en 2014 por Teddy Santis en Queens, barrio del que es originario. Allí se desarrolló como creador urbano y ahí vio la luz una de las marcas más frescas de la escena.

Aimé Leon Dore bebe su nombre de tres fuentes diferentes. Aimé es el nombre que Santis quería darle a su marca, pero le fue imposible por motivos de copyright. Leon, por el nickname de su padre. Y Dore por ser la última sílaba de su nombre completo en inglés (Theodore). Tres conceptos que son ya seña de identidad.

El punctum de ALD ha sido definido en múltiples ocasiones como “la respuesta neoyorquina a A.P.C.”. Lo cierto es que la identidad de la marca es lo suficientemente potente para no necesitar ser definido como la respuesta a nadie. Sus diferentes colecciones han ido cimentando un estilo propio y diferencial, sin renunciar a los lugares comunes (no entendido esto como algo negativo) ni las referencias. Con un fuerte componente streetwear, Aimé Leon Dore no renuncia a un cierto toque high class. Aunque ello implique, en ocasiones, que algunas referencias estén demasiado cerca del homenajeado.

Lo cierto es que nada en ALD es original o profundo pero sí con la sensibilidad y el acierto suficiente para agradar a dos tipos de compradores: los más urbanos y un público más convencional pero que no renuncia a lo casual y street.

Es por ello que más interesante que la propia marca es la personalidad de Teddy Santis. Ha sido definido más como un businessman que como un diseñador, lo cual deja muy claro esa nueva figura de curador (discutible en mayor o menor medida) que se está dando en la actualidad. Mentes creativas con la sensibilidad y gustos suficientes para crear moda, pero sin el background o conocimiento más profundo.

Consulta la colección SS18 aquí.