Guía de sneakers blancas para el invierno

Aunque estemos muy lejos del verano, nunca es tarde para coronar un outfit con unas all-white sneakers. Las zapatillas blancas ya no son exclusivas de las buenas temperaturas. Ni siquiera son incompatibles con las lluvias. La eliminación de las barreras entre temporadas (refiriéndonos a colecciones) hace que poco importe la temporada (refiriéndonos a estaciones).

Las zapatillas blancas han sido una constante desde que el mundo es mundo y la moda es moda. Son el alfa y el omega. Mientras que sólo deberías utilizar zapatos blancos si eres El Cigala o vives en Miami, las zapas son otro cantar.

Las últimas corrientes estilísticas han hecho que las opciones enteramente en blanco a la hora de lanzar nuevos packs o versiones sea algo recurrente. El impulso de la estética ghettogothic o neoninja, por ejemplo, ha plagado las estanterías de zapatillas en estos tonos. Lo que antes era una simple zapatilla en blanco, ahora se corona con la coletilla all-white o triple-white o similares.

Sin embargo este proceso -como todo lo que suponga avanzar hacia un extremo- ha tenido su respuesta en la dirección contraria. Es por ello que nuevas sensibilidades estilísticas han aflorado y nos encontramos, también, en un momento de normalización.

La inspiración nórdica vuelve a estar dentro y la saturación de prendas con gráficos absurdos, kanjis, longitudes exageradas, letterings inspirados en el mundo del deporte y predominio de las tonalidades planas (especialmente el negro y el ya mencionado blanco) ha tocado a un posible fin. Gracias a todas esas cadenas que han masificado esta corriente. Por eso vuelve a estar de moda la mesura (Virtus in medium est).

 El ABC de las zapatillas blancas

Quizás lo primero que debemos tener en cuenta respecto a unas sneakers blancas es que limpias sacan lo mejor de ellas mismas. A este respecto hay varios bandos, siendo el mayoritario el que prefiere llevar las zapatillas siempre impolutas, mientras que otros optan por gastar suela y que salga el sol por Antequera. Sea cual sea tu preferencia, este color es de los más sufridos. Llevar unas zapatillas blancas sucias puede ser elección propia y puede dar lugar a un look desaliñado, pero normalmente lucen mucho mejor si las mantienes impolutas.

Póntelas: todos conocemos ese mantra que dice “el blanco combina con todo”. No es una verdad universal, pero casi. La elección de zapatilla es capital a la hora de completar el look. Ante la duda, decántate por esta clásica opción. Lo peor que puede pasar, en la mayoría de los casos, es que la atención no se la lleven tus pies. Unas zapatillas blancas suelen ser un buen contrapunto cuando la tonalidad general del outfit es oscura; elegante y sutil variación si optamos por tonos tierra, camel o incluso si eres un cokeboy y optas por un total-white, pues eso, que no pasa nada por echar más leña al fuego.

Multiestilo: Hace algunos años el mix & match estaba de modísima. Te comprabas la gorra, la camiseta y las zapatillas a juego. Aunque afortunadamente esa época ha pasado, una opción muy recomendable es una camiseta blanca con unas zapatillas blancas. Este ejemplo hace gala de la polivalencia de unas all-white sneakers. Y es que es un calzado que resiste todos los embistes. Por eso, incorporar unas zapas blancas sirve para todos los contextos: preppy, casual, semiformal… Es cuestión de atreverse.

¿Cómo llevarlas? Aquí es una cuestión personal y que depende mucho del estilo de cada uno. Unas zapatillas blancas low juegan en la liga de los pantalones cortos, pero también se mueven como pez en el agua con unos pantalones de corte recto con el bajo doblado. Último recurso también muy válido para sneakers de corte casual y retro como las sempiternas Stan Smith, por ejemplo. Un pin-roll o un joggers casan con siluetas de retrorunning o futuristas como las Tubular. O si no, menos es más. Un vaquero clásico y unas zapatillas blancas.

¡Ojo cuidado! Aunque un “clásico” atemporal y un cúmulo de virtudes, también nos podemos equivocar. A veces las marcas tienden a pasarse ofreciendo algunos de sus modelos clásicos en colorways blancos, así que no debemos picar. Además, pasarnos de frenada en este asunto nos hará parecer un adolescente o un emprendedor multimillonario de Silicon Valley. Y no creemos que nadie que lea esta web sea esto último.

Cinco sneakers blancas para llevar este otoño/invierno

Nike Cortez

Imagen vía Asphaltgold

Las zapatillas de Forrest Gump (sic). Lanzadas originalmente en 1972, las Nike Cortez se han beneficiado de la ola de casualismo que nos invade para volver. Disponibles en versión premium por unos 110 euros, todavía hay pares en muchas tiendas de España y online.

La caída de la silueta y la presencia del swoosh en rojo y los detalles en royal convierten a este modelo mítico en una opción limpia pero con un punto de originalidad.

Reebok Workout Lo Clean Tiger Camo pack

Tres clásicos se unen: el blanco, el camuflaje y la suela gum. Además, ¿puede haber una opción más atemporal que aquella que se autodefine como Clean? Aunque no son las Classic, la silueta baja de la Workout en combinación con un predominancia del tono blanco y la diferenciación que otorgan los detalles hace que estas Reebok sirvan para ir con todo pero, a la vez, romper algún que otro cuello atrayendo miradas.

New Balance CT 300

Imagen vía Kissuomo

Una de las infravaloradas dentro de la gama New Balance. Todo lo que no sea retrorunning y siluetas musculadas parece no captar la misma atención para los N lovers. Pero eso no significa que esta sneaker, un modelo retrotennings, no sea la bomba.

Su caña ultrabaja, la combinación de paneles o la presencia de varios materiales hace que sea una sneaker muy sencilla pero para nada simple.

adidas Ultra Boost

Imagen vía SneakerFreaker.com

Las Ultra Boost son unas de las zapatillas de rendimiento más destacadas de los últimos tiempos. Eso no ha sido impedimento para que cale entre los coleccionistas. La suela Boost o el rocker que presenta han convertido esta sneaker en carne de Instagram.

Aunque no sea la opción ideal para malas temperaturas debido a la utilización del material Primeknit (que funciona como una especie de malla), lo acertado de su diseño y la gran aplicación del coloway all-white, hace que sólo podamos recomendarla.

Vans Era

Aunque las Vans Era es una zapatilla eminentemente estival, la riqueza de versiones ha hecho que podamos utilizarlas también en climas menos agradables gracias a, por ejemplo, la suela vulcanizada tipo gum o materiales como la piel. Sus lineas minimalista y su silueta a ras son alguna de sus señas características.

Muroexe Supercell HP

¿Una sneaker blanca e integrada con tecnología que permite enfrentarse a las altas precipitaciones? No hace falta decir nada más, las Muroexe Supercell HP son perfectas para quienes buscan algo clásico y moderno a la vez.

Muroexe_supercell_HP_white